fbpx

SOBRE LA HIPOACUSIA

Es un trastorno, una disminución o un daño en la capacidad auditiva de las personas, evitando que se escuchen sonidos y presentando dificultades en el desarrollo del habla, el lenguaje y la comunicación. Esta disminución se puede desarrollar unilateral afectando un solo oído, o por el contrario ser bilateral afectando los dos oídos.

Los niveles de audición se miden por decibeles (dB) y según su grado, la hipoacusia define el concepto de acuerdo a la capacidad del sujeto en la forma que escucha los sonidos con diferente intensidad.

TIPOS DE HIPOACUSIA

Se produce por un problema en la cóclea y/o en el nervio auditivo, de la parte interna del oído, convirtiendo el sonido en información eléctrica. Este tipo de hipoacusia puede ser permanente y de origen genético, causado por envejecimiento, enfermedades o exposición al ruido. Es irreversible y a menudo se afectan unas frecuencias de sonido más que otras, escuchandose de forma muy distorsionada. Dependiendo de la intensidad de la hipoacusia será necesario un audífono o un implante coclear para recuperar audición.

Es producida por un problema en el oído externo o medio, se da por la acumulación de cera, infección de oído, perforación del tímpano, acumulación de líquido o crecimiento anómalo del hueso. frenando el paso de las ondas sonoras al oído interno.

Hace referencia exclusivamente a lesiones en los centros auditivos del cerebro.

En este caso se encuentran aspectos de pérdida conductiva y sensorial por problemas tanto en el oído externo o medio como en el interno. Por ejemplo, puede producirse hipoacusia mixta cuando una persona con hipoacusia relacionada con la edad (neurosensorial) también presente infección del oído medio (conductiva).

SORDERA

Un audífono le ofrece una serie de ventajas siempre y cuando usted sea una persona con alteraciones de audición, estos nos devuelven una capacidad auditiva normal restándole ganancia para entender lo que dicen otras personas.

Los audífonos le ayudaran a mejorar su calidad de vida y mejorando su bienestar social, aparte de esto le facilitaran:

– Mejorar sus relaciones familiares.

– Mejorar la confianza consigo mismo.

– Mejora su salud.

– Ayuda al bienestar físico.

– Ayuda a sentirse menos cansado o exhausto.

– Genera mayor concentración.

– Estar más atento y dispuesto a participar en conversaciones grupales.

El volver a oír bien es una opción perfecta y el usar los dispositivos auditivos cada día se hace más necesario. En la actualidad los audífonos se están creando muy pequeños y discretos gracias a las últimas tecnologías digitales y modernas, logrando así una infinidad de presentaciones para quienes lo porten.

La limpieza de sus dispositivos es muy importante, este cuidado le dará un alargamiento de vida a sus audífonos. Norma general y fundamental, hacerle la limpieza diaria con un trapo seco y suave. Antes de hacer esto debe asegúrese de:

– Tener sus manos limpias y secas.

– NO utilice agua.

– NO utilice detergentes, disolventes o alcohol.

– Compruebe ante todo que los orificios del micrófono no estén bloqueados.

– Antes de manipular un audífono, colóquelo sobre una superficie blanda para evitar que se estropee si se le cae.

Se recomienda utilizar multiherramienta (cepillo especial) para una limpieza más profunda, este instrumento es de gran utilidad ya que garantiza un cuidado para su dispositivo.

Los audífonos son dispositivos delicados que necesitan de un trato delicado para que su uso se alargue lo mayor posible. A continuación le daremos unos puntos claves para que el mantenimiento sea impecable:

– Lo primero, es tener claro que se debe mantener alejado el audífono de la humedad, el sudor y el cerumen, sin duda son sus peores enemigos, ya que esto puede dañar el circuito y ser obstructor de tubos.

– Lo segundo, es retirar la pila del audífono cuando no lo esté utilizando y dejar su compartimento abierto.

– Tercero, mantener el dispositivo alejado de perfumes y cosméticos ya que éstos pueden obstruir.

– Cuarto, otro de los cuidados para un alargamiento es desprenderse del audífono cuando este en lugares húmedos como en el baño o en piscinas.

La durabilidad del audífono depende de seguir los consejos que le estamos ofreciendo.

En la mayoría de los casos una pérdida auditiva forma gradual de modo que los síntomas suelen ser difíciles de reconocer. El primer paso en el tratamiento de la alteración de la audición es darse cuenta de que existe un problema, el aceptar que se sufre de pérdida auditiva se lleva un tiempo considerable. Si usted presenta:

– Dificultad para escuchar lo que dice la televisión.

– Dificultad para escuchar cuando una persona lo está llamando.

– Dificultad de comunicación en ambientes ruidosos.

– Dificultad al comunicarse con un grupo pequeño.

– No entender lo que le están diciendo y a usted le parece que están hablando entre los dientes.

– Pedir que las personas le estén repitiendo lo que dicen.

– Dificultad al escuchar el sonido exterior.

Si presenta alguno de estos síntomas debe ponerse en contacto con su médico y realizarse una prueba auditiva y chequear su salud auditiva.

//]]>