fbpx

Problemas emocionales relacionados con la audición

pérdida de audición

Las personas con pérdida auditiva pueden experimentar una gran cantidad de problemas emocionales; la ira, depresión, ansiedad, soledad, frustración y disminución del funcionamiento cognitivo son comunes entre las personas con pérdida auditiva no tratada.

Sabemos que los audífonos o dispositivos de asistencia auditiva te ayudarán a reducir la tensión de tratar de entender los murmullos. Pero si bien la meta de escuchar a tus seres queridos o disfrutar de tus programas de televisión favoritos es ciertamente el objetivo, resulta que hay más en juego que solo tu salud auditiva.

Evitar la conexión con los demás debido a la pérdida auditiva puede hacer que te sientas solo. Los adultos pueden experimentar períodos de tristeza y aflicción a medida que disminuye su capacidad para escuchar. También pueden sentirse más fatigados, ya que la lucha por escuchar y comprender puede ser físicamente agotadora.

Algunos problemas emocionales relacionados con la audición afectan:

Comunicación

Los adultos con pérdida auditiva tienen dificultades para participar plenamente en las conversaciones en el trabajo, el hogar y en situaciones sociales.

Por otra parte, los niños con pérdida de audición, especialmente los menores de seis meses, tienen dificultades para aprender habilidades importantes del lenguaje que los niños con audición normal aprenden al escuchar el lenguaje que hablan los miembros de la familia.

Interacción social

La pérdida de audición progresiva por lo general produce que las personas se retiren de situaciones sociales que resultan ser un gran desafío.

Esto podría significar evitar reuniones casuales después del trabajo con colegas, acortar la cena familiar. Todas estas cosas juntas pueden llevar al aislamiento y la soledad.

Ingresos

Según un estudio del Better Hearing Institute, la pérdida de audición no tratada afecta la productividad, el rendimiento y el éxito profesional.

Cuando los profesionales que trabajan arduamente sienten la falta de confianza que puede tener el hecho de no poder contribuir durante las reuniones, escuchar claramente las instrucciones importantes del jefe o comprender todo lo que se dijo en una conferencia telefónica, puede generar sentimientos de inseguridad. Estos sentimientos pueden impedirle realizar su verdadero potencial en el trabajo.

Relaciones familiares

Los niños con pérdida auditiva pueden tener problemas para expresar sus sentimientos, lo que hace que la comunicación sea frustrante para los miembros de la familia. Mientras que los adultos pueden llegar a sentir que no se les escucha por lo que tienden a quedarse aislados y deprimidos.

Los familiares que tienen seres queridos con pérdida auditiva no tratada dicen que a veces experimentan sentimientos de frustración, molestia y tristeza. Todo esto pone una tensión en las relaciones familiares y románticas.

Afortunadamente la pérdida de audición progresiva es una condición que puede ser atendida por especialistas. El tratamiento de la pérdida de audición comienza con una prueba completa para determinar qué tan grave es la pérdida y qué tipo.

A menos que tenga el tipo de pérdida auditiva que puede tratarse médicamente, los audífonos son a menudo la mejor solución. Poner fin a estos efectos devastadores de la pérdida auditiva es tan fácil como pedir ayuda.

La mayoría de los efectos emocionales de la pérdida auditiva comienzan a resolverse rápidamente una vez que la discapacidad auditiva se trata de manera efectiva. Si tu o algún familiar necesitan mejorar su audición agenda ahora una valoración auditiva con nuestros especialistas.  

Fuente: www.healthyhearing.com

 

¿Estás pensando en visitar un profesional?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Pregunta por WhatsApp
//]]>